Categoría: Actualidad
Fecha: ene  9, 2012
Título: Una tabacalera falsificó datos sobre los aditivos de los cigarrillos


La compañía cambió los protocolos para no informar sobre el aumento de la carcinogenicidad

Ingeniería de presición para esclavizar al fumador

Un informe acusa a las tabacaleras de aumentar los aditivos



         Un estudio de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) ha revelado más datos sobre la ocultación que las tabacaleras han hecho acerca del daño de sus productos. El estudio, que ha publicado PLoS Medicine, se refiere a datos que publicó Phillip Morris en 2002 acerca de más de 300 aditivos en los que se reducía el riesgo tóxico de las sustancias y se ocultaba que aumentaban las enfermedades cardiacas y la probabilidad de cáncer.

        Los investigadores se basaron en datos de la propia compañía. "Descubrimos que hubo cambios intencionados en los protocolos analíticos después de que los científicos de la industria encontraran que los aditivos aumentaban la toxicidad de los cigarrillos incrementando el número de partículas en el humo que causan enfermedades cardiacas y cáncer", ha dicho Stanton A. Glantz, profesor de Medicina de la UCSF."Cuando hicimos nuestros propios análisis siguiendo los protocolos de Philip Morris encontramos niveles que aumentaban 15 carcinogénicos hasta un 20%".

        El asunto de los aditivos es uno de los más complejos en la fabricación de cigarrillos. En España, la última ley incluso planteó que debieran indicase todos ellos, pero la lista puede exceder los 600, con lo que se acordó que por lo menos deben notificarse a las autoridades. De hecho, muchas de estas sustancias son clave para la aceptación del producto, porque suavizan su sabor o lo hacen más atractivo. Otras tiene como objetivo aumentar la adicción, produciendo, por ejemplo, vasodilatación en los bronquios, de manera que llegue más nicotina a la sangre con menos caladas.

 

 

 

Fuente: El Pais, 07-01-12